sábado, 19 de febrero de 2011

Pensamiento del Día, 18-2-2011

«Educar no es fabricar adultos según un modelo sino liberar en cada hombre lo que le impide ser él mismo, permitirle realizarse según su genio singular.»
 (Olivier Reboul; 1925 – 1992. La Filosofía de la Educación, 2001)
Los modelos de ciudadanía con los que funcionan los sistemas educativos de la postmodernidad resultan paradójicos: pretenden imponer a cada discente un "todo normativo" fruto de un supuesto consenso nunca explicitado, a la vez que se extiende socialmente la práctica de un todo vale para ue la ciudadanía real sólo pueda alcanzar su legitimación/homologación mediante actos de consumo (contemplando incluso como tales los comportamientos políticos). ¿A quién le interesa ya ayudar, en ese marasmo, a cada alumna o alumno a desarrollar su propio genio personal, a construirse para ser, en definitiva él mismo?... No, desde luego, a una administración educativa más empeñada cada día en garantizar la educación como una recurrencia de determinadas ceremonias y rituales preestablecidos (programados)... No, salvo excepciones (de "francotiradores sospechosos"), a un profesorado sobrepasado por esa burocracia que desprecia su tarea docente... No, habitualmente, a unas familias preocupadas obsesivamente por los meros resultados numéricos como posible clave de acceso al bienestar material de la prole. Y, así, pasar por la institución educativa hoy en día "encontrándose para crecer" se torna en verdadera tarea de rebeldes.
Nacho Fernández del Castro, 18 de Febrero de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada